En primer plano la Playa Choroní, centro de mayor interés turístico de propios y foráneos, al fondo parte de la Cordillera de la Costa Venezolana.

El lugar cuenta con un Centro de Información denominado La Macanilla, y con tres áreas recreativas llamadas: Agua Blanca, Santa Crucita y Quebrada de Guatopo. En la primera se ubica un antiguo trapiche que ha sido restaurado, de tal forma que los visitantes puedan observar cómo se procesaba la caña de azúcar en el pasado.

Santa Crucita, localizada cerca de una laguna, tiene la infraestructura necesaria para que quien lo desee pueda acampar y ofrece información sobre los recursos bióticos del parque. Por su parte, la tercera área consiste en un balneario desarrollado sobre la quebrada Guatopo.

En el sector sureste del parque existe una antigua hacienda cafetalera, La Elvira, que constituye un tesoro arquitectónico del siglo XIX.

El Paseo del Pargo o Paseo Guanábano, es un camino vía Oeste que conduce hasta las más grandes formaciones montañosas de la Cordillera que atraviesa al parque, hasta la cima del Pico La Mesa. En la Estación Biológica de Rancho Grande se ubica un museo biológico, con un zoológico de las especies que habitan en el parque.

Sin embargo, el mayor atractivo turístico del Parque son sus playas, algunas son accesibles por vía terrestre, mientras que las más aisladas y tranquilas pueden ser accesibles por vía marítima, en botes, lanchas o yates. Algunas de las más valiosas por su potencial turístico y recreativo son:

.- Bahía de Cata de aguas cristalinas y pacíficas.

.- Playa Cuyagua apta para la practica de deportes extremos, como surf, bodyboard y windsurf.

.- La Ciénaga Playas sin oleaje, con corales, apta para la práctica de buceo, snorkeling y kayaking.

.- Playa Grande, El Playón, entre otras.

.- Parque Zoológico Las Delicias

 

Bahía de Cata de aguas cristalinas y pacíficas

La Ciénaga Playas

Playa Grande

Playa Cuyagua

Parque Zoológico Las Delicias

El área montañosa del parque es un escenario excelente para la observación de aves, ya que en él habitan 6.5% de la población mundial de aves, además de otras especies endémicas que hacen vida en el Henri Pittier.

Como el área es protegida, administrada y manejada por INPARQUES, no existen posadas ni hoteles para el hospedaje o alojamiento de turistas. Sin embargo, aledaño al parque se localizan los pueblos de Choroní, Cata, Cuyagua y Ocumare de la Costa donde existen diversas cabañas y posadas turísticas, también existe la opción de acampar cuando el turista solicita el permiso a INPARQUES.