Decretado Parque Nacional el 13 de febrero de 1937 y bautizado originalmente con el nombre de Rancho Grande, bajo la presidencia del General Eleazar López Contreras, se convirtió en el primer parque de rango Nacional en el país.

Posteriormente, el 24 de mayo de 1953 fue rebautizado como Henri Pittier, insigne ingeniero, naturalista y botánico suizo fundador del sistema de parques nacionales de Venezuela, que logró la consolidación del parque y pasó gran parte de su vida en el estudio del ecosistema de los bosques tropicales y de las miles de especies de plantas y fauna existentes en el parque.

Aunque en sus inicios se estableció en 90.000 hectareas de parque, más tarde en 1974 en el gobierno de Carlos Andrés Pérez se le anexan otros 17.800 hectareas, resultando un área total de 107.800 hectareas, actual área geográfica del parque.

Fue creado con la finalidad de preservar los ecosistemas de selva nublada y los ambientes estuarinos y marino-costeros de la Cordillera de la Costa, amenazada por las quemas y las actividades agropecuarias, así como proteger su biodiversidad y la preservación de aquellas especies endémicas, raras, vulnerables o en peligro de extinción. También protege importantes recursos hídricos que abastecen de agua a las poblaciones cercanas y es un espacio para la investigación, recreación y educación ambiental. Por ello los esfuerzos del científico Henri Pittier para la creación del Parque.

Desde hace años el parque ha sido protegida por el Instituto Nacional de Parques de Venezuela (INPARQUES), el cual asume una política sistemática de conservación y preservación de los recursos naturales del parque.